Sierra del Pimpollar

Mirador de Riscogordo, Sierra del Pimpollar

Localización y accesos:

El Risco Gordo constituye el espolón más elevado de la Sierra del Pimpollar (836 m.) que se encuentra al sureste de la población de Cañamero. Se accede fácilmente con vehículos por una pista forestal que parte de la carretera de Guadalupe, unos metros a la derecha de las últimas casas del pueblo frente al Parque Municipal. Se llega hasta la era de las Escarihuelas, desde la cual ya podemos divisar este “geositio”, para remontar por la pista forestal hasta su cumbre.

Interpretación geológica.

La llamada Sierra del Pimpollar es, desde el punto de vista geológico, una elevación creada por erosión diferencial sobre las “cuarcitas armoricanas” del flanco occidental del gran Sinclinal de Santa Lucía-Río Ruecas. Aquí se encuentran plegadas y dan origen a dos estructuras: El estrecho Sinclinal de Cañamero por la Sierra del Pimpollar ,  y el Anticlinal de Cañamero-Sierra de Las Sábanas que origina el Risco de las Cuevas y la Sierra de la Madrila. Una falla inversa que se extiende desde Cañamero a Solana de Cabañas separa este anticlinal de las rocas del Ediacárico que se observan en la penillanura trujillana. Hacia el sur, en el valle de El Cenal, la Sierra del Pimpollar desaparece, fallada transversalmente, debajo de las plataformas de las Mesas de la Raña, para salir después al exterior y formar la Sierra de Valdecaballeros.

 Atractivos de la visita:

Desde el mirador de Risco Gordo podemos observar el “relieve apalachense” de las Sierras de Las Villuercas, el Desfiladero del río Ruecas, el Sinclinal de Santa Lucía-Río Ruecas, la extensa penillanura del Domo Centro-Extremeño con el batolito granítico de Logrosán, y las formaciones sedimentarias de las Rañas de Cañamero.

Entre los resaltes de las cuarcitas armoricanas de esta Sierra del Pimpollar observaremos también buenos ejemplares de icnofósiles: Crucianas y Skolithos (pistas de trilobites y de gusanos arenícolas del Ordovícico).

Al norte del Risco Gordo divisamos el Risco del Castillo y el Risco de Las Cuevas, en los cuales podemos encontrar numerosos abrigos rocosos con pinturas rupestres esquemáticas: Los Vencejos, Cueva de Rosa, Umbría del Castillo, etc. y los cimientos del castillo musulmán de Cañamero donde murió (año 1220) el príncipe leonés Sancho Fernández.