Anticlinal de Valdelacasa.

Anticlinal de Valdelacasa

Localización y accesibilidad.

El Anticlinal de Valdelacasa se encuadra dentro de la comarca conocida como “La Jara”. Se puede acceder desde alguna de las carreteras que lo atraviesan de norte a sur como la N-502, o desde la localidad de Puente del Arzobispo donde se tomará rumbo sur por la carretera EX-387, así como otras de menor rango que lo atraviesan de este a oeste como la CC-20, por el Puerto de Arrebatacapas que proponemos como mirador, o por la EX-102, por el Puerto de San Vicente.

Interpretación geológica

El núcleo del Anticlinal de Valdelacasa mantiene materiales del Precámbrico (+ 600 m.a.) consistentes en pizarras y grauvacas con intrusiones de materiales graníticos por lo que es frecuente encontrarnos con berrocales.

En los flancos aparecen materiales más recientes del Ediacárico-Cámbrico (+ 540 m.a.) hasta alcanzar las cuarcitas armoricanas del Ordovícico Inferior (hace unos 480 m. a.) de la era Paleozoica que afloran en las crestas de la  Sierra de Altamira.

Atractivos de la visita

Durante la visita se pueden apreciar los interesantes caracteres geomorfológicos de la zona, como la gran penillanura precámbrica desarrollada sobre pizarras y granitos, las pedreras de la Sierra de Altamira, los berrocales graníticos, el encajamiento de la red fluvial, subsidiaria del río Tajo, en la extensa penillanura que caracteriza la comarca de “La Jara” y los relieves residuales de las sierras cuarcíticas que la enmarcan en su borde Este: Sª de la Estrella, Sª Aguda, Sª de la Nava y Sª de Sevilleja.

En esta zona también se localiza el tránsito EdiacáricoCámbrico, con el registro fósil más antiguo de la Península Ibérica. De hecho, en esta zona se ha descrito la sucesión sedimentaria correspondiente al Proterozoico terminal y su tránsito hasta el Paleozoico inicial, presentando un registro fósil continuo del tránsito Ediacárico-Cámbrico-Ordovícico, que tiene una gran relevancia a nivel paleontológico por conservarse algunos de los fósiles más antiguos de la Península Ibérica. Entre éstos se encuentran restos algales, icnofósiles de los primeros metazoos (Vendoténidos) y los primeros metazoos mineralizados con esqueleto calcáreo, Cloudina sp.

En los terrenos pizarrosos de La Jara, abundante en ricos pastos, se han localizado numerosos “verracos”, esculturas zoomorfas de la Edad del Hierro (Siglo IV a. C.), realizados por el pueblo ganadero de los Vetones. En Villar del Pedroso y Valdelacasa se guardan  magníficos ejemplares que podemos observar en sus plazas ajardinadas.

crono valdelacasa