Rañas de las Mesillas.

Raña de las Mesillas

Localización y accesibilidad

La raña de las Mesillas se encuentra al norte de la localidad de Castañar de Ibor. La raña se observa en todas direcciones desde los márgenes de la carretera. Lo que vemos son suelos de colores rojizos, con abundantes cantos rodados de cuarcitas y areniscas, que se han aprovechado para cultivos de secano.

Interpretación geológica.

Las rañas son amplias planicies de origen sedimentario, en forma de meseta debido al gran encajamiento de la red fluvial actual. Sus materiales están constituidos por conglomerados, poco o nada cementados, que se disponen como inmensos abanicos aluviales o “coladas” en forma de lengua.

Si observamos un corte transversal (por ejemplo en las trincheras de la carretera) veremos que estos conglomerados están formados por cantos, a veces bloques, generalmente de cuarcitas, muy redondeados y englobados en el seno de una matriz arcilloso-arenosa de color rojizo-amarillento.

Son el resultado del transporte de materiales arrastrados violentamente por aguas sin encauzar y depositados en las proximidades de las sierras cuarcíticas de las que proceden, a finales del periodo Plioceno, hace aproximadamente unos tres millones de años; a causa de los movimientos tectónicos producidos durante la última fase de la Orogenia Alpina y de la climatología, (con cambios bruscos de temperatura y fuertes tormentas) que erosionaron las rocas más elevadas tras esos movimientos tectónicos.

Los materiales rodados de las rañas proceden de las duras cuarcitas, cuya fragmentación produce cantos y bloques. Sin embargo, las deleznables pizarras (lutitas) se deshacen para formar la matriz arcillo-arenosa.

Las rañas constituyen una importante imagen de la historia geológica más reciente de Las Villuercas. Nos hablan de la importancia de los fenómenos erosivos y sedimentarios que modelaron el relieve a finales del Terciario. De la energía necesaria para romper y transportar billones de metros cúbicos de materiales para depositarlos en las estribaciones de este macizo montañoso, dejando como resultado los magníficos valles que lo conforman.

Atractivos de la visita

Observar la geomorfología de los depósitos de la raña y su disposición plana o casi plana en superficie. Contemplar los diferentes materiales detríticos que las constituyen, así como poder determinar algunas características específicas en los mismos, como la esfericidad, dureza, señales de hidromorfismo, pátinas, etc.